miguelbarahona arquitecto

cortijo en extremadura

leave a comment »

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Un cortijo o una villa eran los referentes tradicionales buscados por el cliente para una vivienda rural a construir en una parcela no urbana, alejada de cualquier núcleo, carretera u otras edificaciones. Se trata de una vivienda de grandes dimensiones que se situará en un terreno con una pequeña loma y vistas magníficas hacia el sur. A pesar de lo potente de su situación se pedía también que fuera una vivienda que volcara en gran medida hacia el interior, y que contara con un patio de 10x10m.

Con estas premisas, se buscó el conseguir una vivienda en un punto de equilibrio inestable, un punto intermedio entre la autonomía formal y la disgregación, la introversión y la extroversión, el volumen compacto y la extensión por el terreno.

También se buscó que el proyecto se adaptara a la topografía y se integrara en las condiciones paisajísticas del lugar. Aunque se desarrolla casi en su totalidad en una planta, ésta se escalona con el objetivo de disminuir su impacto en el lugar. Las cubiertas inclinadas se adaptan a los desniveles de la sección y se proyectan hacia el paisaje para combatir el soleamiento. El edificio sobresale lo menos posible y trata de formar parte del paisaje.

Compartiendo estos principios generales, se desarrollaron, de forma experimental, dos anteproyectos en paralelo, desde conceptos completamente alejados. Se trabajó en ambos junto con el cliente, aprovechando los valores de cada uno de los dos esquemas, hasta llegar a la decisión final.

En la Opción Patios, el proyecto se organiza en torno a una serie de patios de diferentes formas y tamaños. La estrategia consiste en multiplicar y diseminar de forma aparentemente aleatoria el patio principal solicitado por el cliente. Se crean así una gran cantidad de situaciones intermedias, de espacios difusos, de rincones y lugares de sombra. La cubierta se aborda como si fuera una única y gran cubierta que posteriormente ha sido agujereada al disponer las estancias interiores, y fragmentada al acomodarse al terreno.

En la Opción Ramificada, la vivienda es el resultado de una doble tensión: por una parte, la orientación sur, que coincide con vistas lejanas del valle y la sierra, y por otra la organización en torno al patio central. De la tensión entre estos dos esquemas, extrovertido e introvertido, y de la adaptación al terreno y sus desniveles surge el proyecto. Las principales estancias de noche y parte de los salones se disponen en el ala principal en forma de abanico que se adapta a las curvas de nivel del terreno y vuelca hacia el paisaje. El resto de dependencias comunes se organiza en torno al patio. Dos alas con las dependencias de servicio y dormitorios secundarios crean nuevos patios y jardines. Gran parte de los salones se encuentra en una situación intermedia, entre la intimidad, la sombra y los juegos de agua del patio, y la apertura a través de los porches hacia el paisaje.

____________________________________________________________________________________________________

cortijo en extremadura

situación  Extremadura, España

anteproyecto  febrero 2011

arquitecto  Miguel Barahona

colaboradores  Jimena Merino, Marco Villa

programa  residencial 1797 m2, porches 478 m2, patios 210 m2

Written by miguelbarahona

06/07/2011 a 12:16

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: